Follow by Email

sábado, 14 de enero de 2012

Nota de prensa sobre la concentración


Plataforma “Salvemos el Real Zaragoza”

Esta vez los zaragocistas anónimos hemos sido protagonistas, hemos levantado la décima gran copa de la historia zaragocista. Entre 16.000 y 18.000 zaragocistas han abarrotado en un momento u otro, la mayoría durante la media hora prevista, la puerta O, y la1, la 2, la 3… ¡todo el frontal de la Tribuna, toda la plaza, los jardines, los recodos, ¡todo estaba lleno…!!!
Nada hay más potente que el sentimiento de un aragonés inflamado… Y hoy, desde el punto de la mañana, se sentía este ardor, la pulsión que iba a convertir el encuentro de la tarde en la madre de todas las concentraciones. Las habrá habido más numerosas, pero pocas más vibrantes.
Desde bastante antes de las 17:30 los aledaños de La Romareda comenzaban a llenarse. A esa hora, Zaragoza ya atronaba con los ocho mil pitos que para la concentración fueron repartidos. Tras la pancarta, junto a los representantes de un sinfín de colectivos zaragocistas, exjugadores del primer equipo –a todos los ya mencionados estos días deseamos resaltar a César Láinez dando la cara en primera fila-, tras ellos… ¡todos!

Media hora después y tras alguna lágrima al escuchar el himno de nuestros colores, unos entraron al estadio, otros fueron a sus casas, algunos se quedaron en los aledaños viéndolo en televisión, muchos lo escuchaban en radio y todos, en el minuto 32, en recuerdo de nuestro año fundacional, con una sola voz pitaron, silbaron, abuchearon, gritaron, se desgarraron las entrañas para que toda España, toda Europa, todo el mundo, supieran que la afición zaragocista decía ¡Basta ya!

Un minuto (dos, pues de forma espontánea en el 32 de la segunda parte La Romareda volvió a tronar) y todos siguieron animando al Real Zaragoza que, pese a ser llevado en volandas por su afición, no consiguió una victoria - seguramente merecida- que, si bien todos deseábamos por resultar casi determinante en la marcha de esta temporada, hoy no era lo fundamental.

Algo ha comenzado a cambiar en Zaragoza a las 17’30 de la tarde de este 14 de Enero de 2.012 y ese cambio ha llegado a su cénit a las 18’32 horas de la tarde. A partir de aquí nada puede o debe ser igual, a partir de aquí Agapito Iglesias no puede continuar un solo minuto más al frente del Real Zaragoza. Las autoridades deben considerar su intervención, pues son muchos miles de sus votantes los que hoy se daban cita en La Romareda (y muchos más que, no habiendo podido estar físicamente, sí loe staban de corazón) y su voz ha sonado sumamente clara.

Fuera de Zaragoza, nos llegan noticias de que al emnos en Barcelona y Valencia, también sonó la Agapitada.

A lo largo de la próxima semana la Plataforma se reunirá para analizar las consecuencias de la Concentración de hoy y las consecuencias que ésta pudiera acarrear. En cualquier caso, en
este éxito sin precedentes de la afición zaragocista, está implícito el mandato de que hay que seguir luchando hasta la extenuación para conseguir que el Real Zaragoza no sea historia pasada, sino que la siga construyendo día a día, temporada tras temporada.

Sería justo agradecer el trabajo extenuante, ilusionado y desinteresado de todos los colectivos zaragocistas, ¡qué magnífico ejemplo frente al egoísmo del máximo accionista!
Y también es de justicia recalcar el comportamiento impecable de toda la afición. Ni un incidente, ni una salida de tono, ni un mal gesto. Sólo mostró con rotundidad su indignación y luego animo a sus colores sin descanso. Todo un ejemplo de señorío de una afición que no puede ver desaparecer a su equipo.
Todos juntos hemos hecho que nos oyeran, a partir de hoy la regeneración del Real Zaragoza no debe hacerse esperar.


Siempre ¡Aúpa el Real Zaragoza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario